9/6/08

Wentworth Miller, quiero hacerte cositas...


No me concentro. Cuando veo Prison Break, no me concentro.
Me estoy todo el rato imaginando que soy su compañera de celda y que me aprieta contra los barrotes, me rompe el pijama de rayas y me posee allí mismo.

Me veo los capítulos de 3 en 3, estoy enganchada. A ver si salen de la cárcel y puedo imaginármelo haciéndome cosas en otro escenario, la celda es tan incómoda...

7/6/08

Síndrome premenstual


"¿A qué huelen las nubes?
¿A qué huelen las cosas que no huelen?"

¿Qué tipo de gentuza son los publicistas de hoy en día?


"Me gusta ser mujer", dice el anuncio. Perdona que te diga, hay muchos motivos para estar contenta con mi género, pero la regla o el síndrome premenstrual NO ES UNO DE ELLOS.


Días antes del día D (lo llamo día D porque nunca tengo manera de saber si será el día 8 o el 23), me entra la pena inexpicable por cosas que normalmente me la pelan, a saber; mi ex de hace dos ex atrás no me habla hace 4 años, Cantizano es gay y nunca podré hacerle apasionadamente el amor o no entender los 4 mandos del tv, video, tdt, dvd.

Luego vienen los nervios a flor de piel, y digo frases del tipo; "no tosas tan fuerte, por dios!" o "apártate un poco que no me llega el aire". Me vuelvo insoportable, yo lo sé, pero no lo puedo evitar.

Y finalmente, y acompañado de los dolores insoportables y del trasiego de tampones, compresas, salvaslips y demás, llega... EL CABREO. Esta es la fase en la que echo falta un novio con el que poder tomarla.
Me entra una rabia que me hace capaz de mover cosas con la mirada. Me suben los colores, y me imagino cogiendo una barra de acero y tirando contenedores a mi paso por la calle.



Y no es difícil provocarme uno de ésos:


¿El pilotito de la gasolina se ilumina porque me he quedado en reserva?
Newtons suficientes para quemar una papelera.


¿Se me apaga el móvil mientras peleo con alguno de Vodafone?
Newtons suficientes para apedrear una farola


¿Se me termina el paquete de tabaco estando en casa?
Newtons suficientes para gritar que me cago en mi puta suerte (he dejado el mobiliario urbano, mi imaginación es pobre).


¿Me quedo despierta hasta las 2 de la mañana delante del TV esperando que echen "Alias" y resulta que me entero por internet de que los viernes no la ponen?
Newtons suficientes para escribir un post y quejarme de la vida, de la madre naturaleza, de la conspiración contra mi persona y, de paso, del hecho de que Cantizano sea gay.


¿A qué huelen las cosas que te putean en estos días?
Huelen a fosa séptica, a alcantarilla, a todo lo chungo.

5/6/08

¿Photoshop yo?


La madre del cordero, ¿qué le ha pasado a esta mujer en esta foto?

No se dan cuenta que la gente no es tonta y que es obvio que la photoshopeado hasta lo imposible?

Pero si parece más la Lolita que la Rosario!! Le han ensanchado la cara avinagrá y le han quitado un cuarto kilo de nariz...


Pero, ¿que van a vender más discos por eso? Se creen que no la vemos por la TV cómo es realmente? Que yo no tengo ná en contra de esta mujer, pero sí que estoy en contra de los que manipulan y tergivesan la realidad tan descaradamente.


En fin, Serafín, más corre el galgo que el mastín.

4/6/08

Mi awela

Ayer mi abuela perturbó mi santa siesta llamándome al móvil, y yo, que cuando estoy dormida no sé lo que digo ni lo que oigo, recuerdo que escuché la perorata abuelil con la babilla colgando y los ojos en blanco.

- Barbija hija, ¿tacuerda del hijo de la Juani Chica? ¿Er que tuvo un hijo sin casarse? Resurta que ahora se casa, una tontería pienso yo, porque ya qué máh da! Er caso eh que claro, me ha dicho que no puedo faltar, y yo me veo en el "compomiso" ¿sabes? Porque yo, ganah, ningunah. Y más desde que me caí, que estoy "caída" de ánimo, pero es una boda que no puedo yo faltar, así que llévame al "Himpercó" que me voy a comprar una "brusa" pa ponérmela a juego con mi falda y mi chaqueta marrón.

- Eh?..
- Sí, a las 5, mañana te va bien a ti, hija?
-¿5?
- Po entonces aquí te espero.

Por supuesto volvió a llamarme para confirmar, porque mi abuela tiene 83 años pero sabe lo que se hace y lo que se dice mejor que yo. Y menos mal, porque yo no me acordaba muy bien si habíamos quedado allí o yo tenía que llevarla o era hoy u otro día.

El momento Himpercó, quedará para los anales de todas nuestras salidas desde que tengo uso de razón. Motivo; mi abuela pesa 40 kilos y no es nada bajita, lo cual hacía que la ropa le sentara como una patada en el bajo vientre.
Ella es costurera y siempre se ha hecho su propia ropa, pero claro, desde que está "caída" (decaída para el castellano común) le ha cogido "fú a la aguja".
A las 5 estaba yo puntual en la puerta, la vi bajar con el bastón (psicológicamente lo necesita más que físicamente, desde que se cayó) en la mano pero sin rozar el suelo, cuando se acuerda lo usa, el resto del tiempo lo lleva en volandas.

- Ay qué doló de piernas, yo ya no soy la que era, la awela está vieja ya Barbija, eso es "iferrutable".
- Abuela, tú estás vieja hace mucho ya, no es de ahora.
- ¿Yo? Si nadie se cree la edad que tengo, vieja dice...
- Entonces no te quejes, que te quejas de vicio.
- Yo nunca he sido mujer de vicios, una vez me fumé un cigarro y fue porque era Navidá, aquella que celebramos en tu casa, ¿tacuerdas? o a lo mejó eras muy chica. Po sí, me lo fumé y tu awelo no se lo creía, vamos ni él ni nadie.

Una vez en El Corte Inglés, comenzó la "2008: odisea textil". Mi awela volaba de perchero en perchero, de probador en probador, de dependienta en dependienta. Me llevaba a rastras, todo le parecía feo, con mucho escote, con poca manga, con color raro. Cuando encontraba algo, nos metíamos en el probador, se lo ponía, y claro, está tan delgada que aquello era un dolor para la vista.

- Eso parece el pijama del hospital, abuela.
- Sí, y encima vale 71 euros, san vuelto locos, esto lo hago yo en una tarde y con mejores telas.
- Pues hazte la blusa tú, es mejor ¿no?
- Que le tengo fú a la aguja!! tú me oyes cuando te hablo?
- Es imposible retener todo lo que hablas abuela, compréndeme.
- Siempre me lan dicho, que soy muy habladora y muy "trometida" y yo no digo a nadie que no, porque mentir no se me da bien, tú lo sabes, se me cambia la cara y la gente me pilla. Yo cuando me dicen que hablo mucho digo; tiene usté razón, y si la tiene, yo no se la quito.

A las dos horas, decidió que nos íbamos. Prometió a las dependientas "frentarme a mi fú con la aguja, porque toda esta ropa me sienta mal, me pone cara de enferma, cuando mire usté, yo estoy muy sana. Solamente la vesícula me la quitaron, y tengo unas digestiones "regulá na má", y bueno, hace poco me "ditectaron" un "rímia" en el corazón, pero no me quejo sabe usté? Ah! Y hace 24 años que padezco asma".

Pero por las molestias decidió comprar algo, y no se llevó otra cosa que 2 "letra de sopas" de la parte de librería.

- Los de la letra bien grande, que si no, no veo... por las cataratas, sabe usté? que me lah tengo que operar...

1/6/08

La media sandía y yo

Resulta que ayer dije que pensaba cenar sólo fruta, claro, quiero perder 3 kilos, y eso me han dicho que es muy bueno. Abrí el frigo y allí estaba ella; yo la miré y ella me miró, y ambas supimos que esa noche iba a haber jaleo. Y tanto, me comí media, pero no exagerando, lo que se dice media sandía, partida por la mitad exacta (que llevaba yo la escuadra y el cartabón).

Me la zampé como si me la fueran a quitar, qué rica!
No tuve miramientos de ningún tipo, era mi sandía y punto.

Pero, ¿qué pasó cuando el combate mano a mano, entre mi pequeña watermelon y yo, acabó? Pues que me entró una tiritera que me castañeaban los dientes. Yo no entendía qué pasaba, pero mi madre se rió mucho y además me llamó "bestia parda". Y es que, por lo visto, la sandía te refrigera el cuerpo porque es todo líquido y además frío, claro. Me bajó la temperatura corporal yo no sé cuántos grados, por lo menos 20 ó 100.

Me puse una rebequita que tuve que sacar del baúl de los recuerdos, porque yo siempre tengo calor y nunca llevo manga larga a partir de febrero (sí, voy caliente sí).

Me fui al bar con mi amiga y no me quité la rebeca en todo el rato, ella sudando, la gente en tirantas y yo allí con la cara verde y el cuerpo cortao. Qué malestar más absurdo!!

Esta noche repito sandía, para cabezota yo, no se vaya creer la otra mitad que me he acojonado. Ni mucho menos, yo tengo ahí la rebeca lista para ser enfundada en mi cuerpo de pecado.

Ea! Ahí os dejo.

Hola qué tal, hola qué hay

Pues aquí estoy yo, que me he cansado de mi blog ("el serio") y empiezo éste para temas más cotidianos y sobre todo, para tener un sitio donde quejarme del mundo, que me hace soltar toda la adrenalina que me sobra.

Bueno, esto es la bienvenida, ahora voy a por mi primer post, que os tengo que contar lo de la sandía de ayer.

Hasta ahora...