20/7/11

Simple Life VIII




  • Me hago café cada mañana, para sólo echarle unas gotas a la leche. Cojo la taza con las dos manos para calentármelas... siempre me despierto con un poco de frío, aunque sea verano.
  • Me siento frente al ordenador de sobremesa que hay en el escritorio de madera blanca y brillante del salón. Lo enciendo con la vista perdida; hasta que no tome el café, no fijo la mirada. Ni puedo, ni quiero.
  • Pienso en ti y en lo lejos que estás. Y en que no sabes que estoy pensando en ti. Y en si hay unas manos ahora mismo acariciando tu espalda, tu barba, una cara bonita y feliz haciéndote sonreír con muecas, alguien despertándote únicamente para ser lo primero que veas. Pienso al instante en mí misma haciendo todas esas cosas mientras el ordenador piensa en las suyas y se inicia.
  • Viene a darme los buenos días Hámster, el hurón que me regalaron cuando conseguí vender mi primer cuento. Me dejo querer, sonrío y bostezo. Y dejo que haga el travieso sobre mis hombros, mi regazo y al final mis pies, mientras me desperezo.
  • Empiezo a escribir despacio sobre el teclado, el café me ayuda a leer lo que estoy escribiendo. Es sobre ti, otra vez. Borro la línea solitaria que ha salido de mi subconsciente y susurro para mí que ya está bien. 
  • Hay días que consigo enlazar mis pensamientos con los del día anterior y puedo avanzar con el nuevo cuento. Otros días empiezo mal y ya no consigo escribir dos palabras con sentido que no tengan que ver con las veces que te he visto por la calle sin decirte nada. Todas en Madrid. 
  • Salgo a ver el mar algún mediodía. Me descalzo aunque sea invierno, ando enterrando los pies, despacio. Hámster no se separa de mí. Me hace reír su mirada, interrogándome. Aún se asusta más cuando me ve andar por la orilla, y al no entender cómo las olas pueden lamer la arena y hacer desparecer mis pies, mis pantorrilas, casi mis rodillas... 
  • Mis amigos frecuentan un restaurante persa en un paseo cercano a mi casa. Nos gusta ir allí más por el vino que por el arroz dulce. Es el vino el que nos sonroja las mejillas y el que nos hace verbalizar pensamientos incómodos, el que expulsa de nosotros nuestras frustraciones para repartirlas entre todos. 
  • Siempre disfruto el camino de vuelta a casa, sintiéndome más liviana por no cargar con todo el peso que pensar en ti pone en mis hombros. Se me hace más llevadero cargar con avatares ajenos, que no duelen tanto.
  • Navid, un camarero iraní del restaurante, duerme a veces en mi cama. Tiene una expresión alegre, me hace no pensar en ti. Todo el tiempo que paso a su lado es tiempo que vivo de nuevo... excepto cuando se queda dormido y lo miro respirar pausadamente sobre mi almohada. Ojalá algún día me durmiera yo antes, para no tener que oír tu voz diciendo; "él no es yo... y lo sabes". 
  • A pesar de ti y de las manos que imagino recorriendo tu espalda, tu barba... consigo acabar más cuentos y consigo venderlos. Y con eso, a su vez, logro que el techo bajo el que duermo sea mío... y ¡que Hámster nunca pase hambre! 
  • Algún día, quizás, me guste la idea de que Navid no seas tú. Y eso me ayude, quizás, a olvidar todas las veces que te vi andar por Madrid sin decirte nada.








28 comentarios:

  1. Hamster, el hurón, no es un perro... y huele mal... y lo sabes.

    ResponderEliminar
  2. Barri, pero el olfato se acostumbra pronto. Que se lo pregunten a los fumadores.

    Barbi, qué decir. Me gusta, como todos tus Simple Life, pero quizá veo en este un poco más de carga sentimental, un poco más de anhelo.

    Beso.

    ResponderEliminar
  3. Esta vida es cualquier cosa excepto simple, Barbie...

    ResponderEliminar
  4. En mi opinión el hurón sufre psicológicamente con el nombre que le has puesto. El papel del iraní me gusta; te alimenta físicamente por el día en el restaurante y espiritualmente por las noches en la cama.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno este Simple Life, aunque sea un poco cabronada. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Julián20/7/11

    Bonito simple life, aunque triste, o tal vez por triste. Yo llevo una temporada que ni siquiera intento escribir o expresar lo que siento, por miedo a deprimirme más y encima con ideas más claras del por qué.
    Muy bien traído el anterior comentario sobre el iraní... aunque no sé si "espiritualmente" es lo adecuado. Siempre viene bien dormir (bien) acompañado.

    ResponderEliminar
  7. ouuuu que bien escribes tia! algun dia inventaras un nuevo estilo de escritura, si aun no lo has hecho. nunca pense que leer cosas de la vida de alguien puede ser divertido, interesante y hasta enganchable. tienes un universo con toas sus cosas ahi dentro de tu inmenso corazon y que más asombra es que sabes reflejarlo con brillante gracia como pocas. me alegra leerte aunque trates de temas serias, situaciones complicadas, o de las cosas que no entiendo. creo que eres una maravillosa escritora.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. ¿Que Hámster haga de las suyas encima de tus hombros quiere decir que te orine, que se cage o que te muerda? Porque saben hacer pocas cosas más. :P

    ¿Te has dado cuenta que te ha robado el protagonismo totalmente?

    Qué olvidados nos tenías, jodía...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo20/7/11

    Valiente gilipollez

    ResponderEliminar
  10. Anónimo20/7/11

    Aun no entiendo por qué la gente te sigue

    ResponderEliminar
  11. Nadie20/7/11

    Esta vez te has pasado...

    Ayer soñé contigo. Bueno, en realidad no eras tú, era ella; u otra. Cualquiera, que más da...

    ResponderEliminar
  12. YaizaCanosa20/7/11

    Vaya... Parece que te voy a desvirgar esto de los comentarios en tu blog!

    Sólo voy a introducir la puntita, tranquila. Y es que sólo es para decir que es difícil hablar sobre echar de menos de una forma positiva y que te deje buen sabor de boca.
    Y ahí estás tú, capulla, haciéndolo.

    ResponderEliminar
  13. Íntimo, cercano. Me gusta.

    ResponderEliminar
  14. De pronto me he puesto triste. Está bien porque significa que el texto es bueno, buenísimo. Demasiado. Pero duele... Enhorabuena, y si es real y no sólo un ejercicio literario, espero que la vida te sea un poco más simple pronto...

    ResponderEliminar
  15. Me encanta ese final. Ojalá fuera realmente un final. A reír “corasón”!

    ResponderEliminar
  16. Verdad... mentira... imaginado... inimaginable...
    lo que sé es que me ha sobrecogido, que me has transmitido y que está redactado de una forma inigualable.

    ResponderEliminar
  17. Eres mágica cuando te pones a escribir en serio. Baghee quiere conocer a Hámster, aunque sea imaginario. y FPB quiere conocer a Barbi, que ya empieza a pensar que eres imaginaria ;)

    ResponderEliminar
  18. Me encantas, creo que nunca te lo he dicho.

    ResponderEliminar
  19. maria_naz28/7/11

    Esta life es de todo menos simple. Y duele. Joder si duele.

    ResponderEliminar
  20. callaquenoveo31/7/11

    "Pienso en ti y en lo lejos que estás. Y en que no sabes que estoy pensando en ti. Y en si hay unas manos ahora mismo acariciando tu espalda, tu barba, una cara bonita y feliz haciéndote sonreír con muecas, alguien despertándote únicamente para ser lo primero que veas. Pienso al instante en mí misma haciendo todas esas cosas mientras el ordenador piensa en las suyas y se inicia."


    Maldita Barbi, me has hecho llorar. Eso es lo que hago cada mañana. Maldita, que te estimo tanto que no te puedo odiar por recordarme esto.

    Muak.

    ResponderEliminar
  21. Es lo más bonito que te he leído nunca.

    Y me estoy cansando de decirte esto.

    Solo parece triste porque le falta el final.

    Al final seguro que acaba bien.

    PD: odio que escribas tan jodidamente bien. No es justo, tú ya estás buena.

    ---

    ResponderEliminar
  22. Gracias, sois buenos y bonitos. ^_^

    ResponderEliminar
  23. Chica, que quieres que te diga!! me ha encantado, te sigo desde hace un tiempo ya pero nunca te dije nada...
    Simplemente genial :)

    ResponderEliminar
  24. Hola, soy nueva. Bueno, en realidad no, llevo ya bastante tiempo moviéndome por el universo Blogger, tengo un blog donde hablo de cosas semi-serias, pero donde también tengo que auto-censurarme, porque lo lee gente que me conoce. Es por eso que me he creado una nueva cuenta donde, al igual que tú, preservar mi intimidad y decir todas las gilipolleces y desvaríe que se me puedan ocurrir. También soy nueva en el sentido de que descubrí tu blog hace relativamente poco, y ya me lo he leído enterico. Así que tienes ante ti a una nueva comentadora que te va a seguir cual acosadora -desde el cariño, of cors. Un besico, Barbi.

    ResponderEliminar
  25. @garnaldez11/9/11

    escribes en 3d... te juro que te veo

    ResponderEliminar
  26. Anónimo4/2/12

    esta historia me recuerda una situación algo embarazosa que viví en una ocasión pero que ha quedado grabada a fuego en mi mente y que con el transcurrir del tiempo me ha llegado a conmover, es muy tierno que sientan por ti de esa manera

    espero que se me haya podido entender algo, por cierto, esas gotitas de café son milagrosas :-)

    **ÉL NO ES TÚ...Y LO SÉ**
    (te quiero)

    ResponderEliminar

Intentemos no pegarle demasiadas patadas al diccionario... pobrecillo.