30/9/09

Malditos Bastardos

Estoy padeciendo una crisis creativa, se;ores (no hay e;es en este teclado, no pens'eis que estoy en China, no, estoy en Santo Domingo. Aqu'i las e;es existen, pero por alg'un motivo que desconozco, los teclados las obvian). Bueno, a lo que iba... espera, estoy viendo que las tildes tampoco van como debieran... 'ultima vez que escribo un post fuera de mi everlasting/pc (es everlasting porque se me ha ca'ido tres veces al suelo y sigue respirando).

El caso es que padezco una crisis creativa que me ha atacado estos 'ultimos d'ias. A m'i esto de que me men'eis las entradas y que haya gente desconocida que me ponga a parir por otras webs me hace sentir peque;a y fea (bueno fea, no, eso es imposible), pero peque;a un poco, eh? Esos desalmados han acabado con mi mente creadora de posts absurdos, me han dicho cosas como "tiene doble personalidad", "harto soez sin gracia", "es una irreverente". Lo de irreverente me ha molao, lo de la doble personalidad no lo he entendido y "harto soez sin gracia", 'ese, 'ese me ha hecho una cura de humildad, porque yo ya estaba mandando mis CV's a la Paramount Comedy y me ha cortao el rollo. Del tir'on.

Bueno, hoy he vuelto s'olo, para recomendaros la 'ultima peli de Tarantino, *Malditos Bastardos*. O pens'abais que el t'itulo del post iba por los de men'eame? (pues tambi'en!)... A lo que iba, imaginadme a m'i en el cine, viendo una de Tarantino y comiendo emanems. Oh, la vida a veces es tan bonita! 


No, ya sab'eis que no meter'ia en mi chorboagenda a Pitt, pero hace un papel'on genial. Me pregunto c'omo quedar'ia mi adorado Resines en una peli de Tarantino... ser'ia sublime.

A pesar de que la peli es una ida de olla, de que el principio es lent'isimo y la resoluci'on demasiado r'apida, merece la pena, porque es enteramente tarantina, y adem'as trata de la IIGM.
Yo, por mi parte, sigo opinando que KillBill I y II son las mejores, ya me dir'eis que os parece 'esta. Espero opiniones.

(Si alguien menea esta entrada, me comer'e su materia gris con ca;ita)

PD incomprensible; en el MSN s'i me funcionan la e;es. No entiendo nada.
PD2; espero que sep'ais qu'e letra es a la que me refiero. Es la de Espa;a, co;o y ;am ;am!

25/9/09

Como Dior

Venía yo en el vuelo de vuelta de Buenos Aires (12 horas de nada), cuando a mitad del vuelo, suena el timbre de llamada (ése que no se estropea nunca). Me acerco al asiento, una mujer peruana con lágrimas en los ojos me dice:

- Señorita, mijito tiene mucha fiebre.

Yo miro al pequeño ser peruano de dos años que está inmóvil en el asiento de al lado, lo tienen tapado hasta las cejas. Lo toco y me quema la mano.

- ¡Coño! Está ardiendo - digo elocuentemente - hay que quitarle toda la ropa y las mantas.

Me siento House, la madre obedece todas mis órdenes y mando a mis compis a que me traigan toallitas frías. Saco el termómetro del botiquín, echo en falta una bata blanca, pero no veo por ningún lado. Fallo. Hago nota mental "sugerir a la compañía que carguen batas blancas".

El pequeño ser peruano me mira con sus ojillos temerosos. Le pongo el termómetro al nene. 38.5º. Miro a la madre.

- No se preocupe. YO le bajaré la fiebre. - digo colocándole las toallitas en las axilas y las ingles al pequeño.

La madre se pone a decir cosas del tipo; "Ay diosito mío, cúrame al bebito".

El nene no se mueve, está cansado y le cuesta hasta parpadear. Yo le hablo con dulzura, porque soy la caña. Le cambio las toallitas cada ratito y no me muevo de su lado, porque eso es lo que hacemos los médicos cuando estamos preocupados por un paciente (que lo he visto yo en la TV).

- Madre del pequeño ser peruano, traígame el biberón.
- ¿El qué?
- La mamadera.
- Ah, voy.

Me asombro de la cantidad de registros que puedo adoptar, de los idiomas que hablo, de lo grande que soy.

Al cabo de una hora, el peruanito empieza a hablar, a moverse. Le tomo la temperatura. 37º.

- He curado a su hijo, señora. - digo mirándola seria.
- Ay grasias señorita, dios se lo pague.
- No ha sido nada, es mi deber como médico.
- Perdón?
- Como azafata, quise decir.

Pocas horas después, el capitán me llama para que vaya a cabina de vuelo. Me desarrugo un poco el uniforme y cruzo el avión hasta llegar a la cabina, entro.

- Barbi - me dice con orgullo - ha sabido llevar esta situación admirablemente bien, no ha hecho falta siquiera alarmar al pasaje pidiendo un médico.
- Oh, bueno. No ha sido nada - digo haciendo gala de mi modestia.
- Sí lo es, Barbi, sí lo es. No le ha temblado el pulso, estoy orgulloso de tripulantes así.
- Así soy yo, una persona que no duda en ayudar a los demás y que hace gala de una humildad que...
- Barbi, ¿te encuentras bien?
- Yo, mejor que nunca, estas experiencias...
- Estás verde.
- Estoy verde de envidia por esas personas que salvan personas cada día...
- No, no, tienes la cara verde.
- Tengo la cara verde porque... ¿cómo?

En ese momento, desde lo más profundo de mi estómago, noto una especie de alien que lucha por salir. Media hora estuve en el baño. Vomitando.

Cuando salí me tumbaron en un asiento y me pusieron el termómetro. Tenía décimas. A lo largo del vuelo me fue subiendo.

- Ha sido ese niño del averno! Me ha contagiado! - decía yo - ¿Cómo me lo ha pegado tan rápido? Y sobre todo, ¿qué me ha pegado? LA GRIPE PORCINA!! Dadme Tamiflú, yo misma me lo inyectaré!
- Ehm, Barbi, no creo que tengas la gripe porcina - me dice una compi que no tenía ni puta idea, claro. - Además, el tamiflú no se inyecta.
- ¡Matices!

En vez del tamiflú me dieron un termalgin, contra todo pronóstico me puse mejor. Encima toda la tripulación se rió de mí, mientras el peruanito- ya recuperado- se ponía a mi lado a cantarme canciones infantiles de Perú.


Afortunadamente, ya me encuentro mejor, no llegó la sangre al río. Pero me he quedado con la cara del pequeño, nunca se sabe, señores, nunca se sabe.

17/9/09

Trilogía Millenium para perezosos (Salander II)

Tras el éxito a nivel mundial de mi resumen de Millenium (han traducido mi obra a varias decenas de lenguas porque al parecer hay más gente que teme/odia los tochos del Larsson de la que lo ha leído/gustado), vuelvo con la segunda entrega: "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" (No es coña, la traducción que han hecho del título es así).

Para los pocos avispados, deciros que hay SPOILERS. Parad de leer aquí.

Que paréis.

Bueno, empiezo:

Personajes;

Blomvik; Cuarentón periodista del que ya os hablé.
Salander; La hacker cañera.
Burman; El abogado con el tatu en la barriga.
Zala; Su identidad es una incógnita todo el libro. (Pero yo os lo digo rápido porque no tengo paciencia contando cosas)
Niderman; Mano derecha de Zala de 2 metros y 150 kilos de músculos que no siente dolor porque... vete tú a saber, no me acuerdo, pero no lo siente, tiene una tara.
Erika; La amante-amiga-socia de Blomvik, que está casada pero se lo trinca. Que me cae mal porque yo quiero que él sólo tengo ojitos para la Salander. Es que ni la voy a nombrar, no sé ni porqué la tienen de prota, si es obviable.
Resto; Tssss, lo típico, polis, amigos y tal.

Bueno el tocho empieza con la Salander gastándose los millones que le ha robado a un malo del primer libro (merecidamente porque el otro era un ladrón, además está muerto -aunque bueno, está muerto gracias, en parte, a ella-). La historia es que ella se tira un año en el caribe y además se pone tetas (la otra mitad del dinero se lo gasta en café). A mí esta parte no me hizo gracia, porque no le pega ponerse tetas. Ya verás cuando la vea el Blomvik.

El caso es que vuelve a Suecia y se compra una casa de 17 habitaciones (verídico, 17) en Lundagatan, va al ikea de Odergatan y compra muebles y enseres para sólo dos habitaciones de las 17, ella es así. A su llegada a Estocolmo, se encuentra con que Blomvik (ella le mira el pc que para eso es hacker -yo lo haría si me gustara un chico, sobre todo para ver si tiene en word una declaración de amor para mí-) está a punto de publicar en su revista (sita en Gotgatan) un reportaje sobre tráfico de mujeres, en el cual ha colaborado una pareja de periodistas. Salander se pone tensa, pero nadie sabe porqué y va a visitar a la pareja de dos (que viven en lo alto de Aygatan); los tres se toman un café en tazas de ikea.

Esa misma noche, la pareja es asesinada y el arma es encontrada por la poli con las huellas de la Salander, de ella ni rastro. La prensa se ceba con el tema y la poli da por hecho que ha sido ella. Blomvik es el único que cree en su inocencia (bueno... él y yo, que estoy más enamorada de ella que él).

No me acuerdo cómo, el abogado-administrador de Salander (el del tatu en la tripa) aparece muerto sobre una cama de Ikea, el arma utilizada es la misma que han usado para matar a la pareja de dos que escribían sobre el tráfico de mujeres. Así que todos piensan que ella también se ha cargao a su administrador.

Todos beben café y comen sandwiches de pepinillos con Philadelphia en este punto, mientras piensan en qué ha podido pasar y por qué.

Salander se esconde en su pisito y se dedica a bichear por internet qué dice la prensa, qué dice la poli y a hackear y cotillear tooodos los ordenadores de los implicados. No se indigna mucho con lo que dicen de ella en los periódicos (lesbiana satánica que le da al sadomaso), está acostumbrada a que la vida la maltrate.

Aparece un tal Zala en los escritos de la pareja de periodistas muertos, ella le sugiere a Blomvik (con el único que mantiene contacto virtual) que investigue, que la clave está en Zala, pero no le dice nada más. No lo entendí; si tú sabes quién es Zala, por qué no lo dices? Ahhhhmigo, PORQUE ZALA ES SU PADRE!
Además, bueno... en realidad ella tampoco tiene relación con él, ya que él es chungo y ella tuvo que rociarlo con gasolina cuando era pequeña y meterle una cerilla, ya que maltrataba a su madre. Además, encontrar en Suecia a alguien no es tan fácil, sabes? hombre... seguro que está en una calle que acaba en "gatan", pero en cuál?

Blomvik se pone a buscar a Zala, no recuerdo cómo se descubre que es un espía ruso que en los 70 pide asilo político en Suecia. A partir de entonces (antes de la caída de la antigua URSS), Zala es tratado entre algodones por una sección secreta del gobierno sueco, y borran todas las huellas de las maldades que él va haciendo por el mundo. Entre ellas, tapan la historia del maltrato a su pareja (madre de Salander, a la que deja lerda de por vida en esa última paliza, cuando Salander decide quemar al padre) de manera que parezca que la hija le ha prendido fuego porque está desequilibrada. Esto conlleva al encierro de la pequeña Salander en un psiquiátrico (pobrecita, con lo maja que es) y a que el Estado le ponga un administrador (Burman el del tatu) al declararla incapaz.

Por eso ella es tan rarita, porque durante toda su vida la gente le ha hecho creer que estaba loca. Al final se queda loca, eso sí, pero loca de las guays, no de las chungas.

A Burman, el administrador de Salander no se lo carga ella, sino Niderman (mano derecha de Zala y que hace maldades por él, porque Zala tiene ya 70 años y está quemado por todas partes; es un excremento de persona, vamos). Niderman mata a Burman (aparte de a la pareja de periodistas) no me acuerdo por qué, pero vamos, que no es por defender el honor de Salander, eso os lo digo ya. De hecho luego intenta matarla a ella (Zala se lo ordena). Zala, obviamente está pringado hasta las cejas con el tema del tráfico de mujeres, pero el gobierno sigue tapando sus delitos. 

Por cosas de la vida y del cafe sueco, acaban los tres (Zala, Salander y Niderman) en la misma habitación, en una casa en el campo (C/campogatan, amueblada con muebles rurales de Ikea) porque Salander ha decidido que si no mata a su padre, su padre acabará matándola a ella. En ese momento Zala le confiesa que Niderman ES SU HERMANO (el hijo de Zala, vamos), para acto seguido meterle una bala en la cabeza a mi heroína. La entierran al lado de la casa. Aquí comprendí el título del libro; "la chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" era yo! porque es lo que iba a hacer con el libro.

Pero no, no llegó la sangre al río, porque Zala le dispara con una pistola de nenaza y la bala casi ni penetra en nuestra querida prota. Eso sí, la deja gilipollas momentáneamente (hombre, entre la bala y lo del hermano...), pero oiga, que la tía sale del hoyo por su propio pie y va como un zombi de nuevo hasta la casa del padre y del hermano.

Zala se encuentra con su hija no-muerta blandiendo un hacha que pesa más que ella, lo siguiente que ve es el hacha clavada en su cara. Niderman contempla la escena y, como durante todo el libro se ve que el pobre sufre alucinaciones y se le aparecen duendes de colores (verídico), se piensa que ella es otra más (ya que él recuerda perfectamente haberla dejado muerta y enterrada en la C/Campogatan), piensa que ha venido del más allá para reñirle, así que, esta persona de 2 metros de alto por 2 de ancho, sale corriendo campo través, hasta una carretera cercana para parar un coche, hacerse con él y huir.

Bastante épico el momento en que Niderman para un coche y resulta ser Blomvik! que es el único que ha investigado en el camino correcto y le ha seguido la pista a Salander (la poli aún investiga con cuántas tías se lo hizo la prota en plan satánico y en qué grado le gusta el sado, si mucho, poco, bastante, sí, no, a veces... la poli sueca queda fatal en este libro).

Blomvik, a punta de pistola, ata a una señal de tráfico a Niderman y se va hacia campogatan hecho una flecha. Se encuentra a Zala con un hacha clavada en la cara, quejándose como el cabrón que es (yo soy el Zala, y me tiro por barrancogatan, porque a ver qué haces con 70 años, con el cuerpo quemado, cojo, malo, y un hacha en la cara que te ha clavado tu propia hija zombi mientras tu otro hijo defectuoso ha salido por patas al verlo todo). Blomvik pasa de Zala, él busca a su cari, y por primera vez en todo el libro (ya en el final) se ven. Ella tumbada sobre una banqueta de Ikea en la cocina, sangrando por la cabeza y mediodesmayada y él arrodillado junto a ella. Frase final de ella al verlo, antes de caer en coma:

"Joder con el Blomvik de los cojones" (verídico).


(Me casaría con ella!!!)

En fin, este libro es más tostón que el otro, porque se enrolla en absurdeces como el plano de Estocolmo, te describe hasta cuántos escalones tiene una callegatan en su bocacallegatan más pequeña y todos los muebles de Ikea que todos los protas gastan, compran, usan.

Aún estoy con el tercero, pero me lo estoy leyendo a la vez que "Los renglones torcidos de Dior", y claro, es que Luca de Tena le quita las pegatinas a Larsson, entonces estoy tardando más. Pero prometo escribir, si queréis, la tercera entrega de la trilogía.

11/9/09

El peor día EVER

Hoy me he levantado dando un salto mortal, contenta por tener que ir a currar, me comía el mundo, estaba deseando llegar al avión y repartir almohadas y sonrisas en cantidades industriales. No, en serio, hoy me he levantado de mala leche, tenía un doblete a un Lugar Superhumedificado. Esto es:

Madrid - L.S.
L.S. - Madrid
Madrid - L.S.
L.S. - Madrid

Ya iba malencorná desde el principio, haciendo cuentas por el camino; "a 200 pasajeros por vuelo, son 200 holas y 200 adiós=400 saludos. Si son 4 vuelos, 4x400=ohdiosmío!!! 3500 saludos!! no, espera.... 4x4 son 16 le pones dos ceros detrás (lo dos ceros del 400) y son 16 mil! no?? no, a ver..." y así iba yo en el coche.

Ya en la reunión, MAL. Al llegar a la oficina me presento a la tripulación (a los cuales nunca conozco porque en esta base somos el ciento y la madre) y mi jefe decide ponerme en cabeza con él y a mis dos compis los manda a la cola (que es el puesto que mola porque atiendes a la clase turista sin supervisión del jefe). O sea, me pongo a elucubrar "4300 saludos y encima tengo que atender a los pijos de clase bussiness con el jefe!"... Me empieza el mal cuerpo.

Primer vuelo; MAD-LS

Me doy cuenta de repente de que mi jefe es más delgado, más estiloso, más femenino y más presumido que yo. Que su brillo de labios brilla más que el mío y que sus pestañas son más largas. De hecho me mira por el rabillo del ojo, creo que se ha dado cuenta de que soy una hippie disfrazada, ya noto como me odia.
Además, una señora con mucho bótox, no deja de llamarme con el timbre para que le eche un ojo a sus ensaimadas, no sea que se estén aplastando en los compartimentos con las demás maletas. Cada CINCO minutos.


Segundo vuelo; LS-MAD


Definitivamente, mi jefe es gay. Pero no gay guay, no gay simpático, no gay gay. Si no gay-malvado. El típico hombre que tiene mirada de mujer mala. Me mira las tetas con envidia, hincha las aletas de la nariz cuando un tío bueno me sonríe a mí en vez de a él. Mi jefe me odia. Pero me da la impresión de que no sólo es a mí, sino a todas las mujeres. Me deja con el marrón de dar el servicio yo sola a los pijos de bussiness. Él está ocupado depilándose las cejas.


Tercer vuelo; MAD-LS


Le indico a mi jefe que van cuatro gatos en clase bussiness, que qué le parece si me voy a clase turista a ayudar a mis compañeros a turista (es el procedimiento habitual en vuelos así pero no sale de él, tengo que decirlo yo) . Él se encoge de hombros mientras se echa más cacao y se mira al espejo.

Celebración con mis compis al llegar a la cola del avión.

- Te ha soltado la correa!
- Te ha dejado venir!
- Sí, soy tan feliz!

Mis compis y yo enarbolamos el carro con bebiditas y esas cosas ricas y de pago que hay en los aviones (cuando no es de pago y te viene incluido en el billete sabe todo a rayos) y empujamos el carro pasillo arriba para empezar desde delante. Cuando de repente, se oye:

- JOOOODEEERRR.

Yo paro el carro en seco y miro a mi compi y ella me mira a mí. ¿Quién ha sido? ¿qué ha pasado?

- Me habéis roto la pierna!!! - grita un señor.

Al parecer, al pasar con el carrito de acero de 400 toneladas de nada, no vimos una rodilla que había en el pasillo. Hombre, yo oí un *clack*, pero no un *clack* de cuando de verdad nos llevamos una rodilla por delante, que suena como ***CRANCCCCHHHHH*** (y hace que toda la tripulación se encoja porque sabemos qué significa ese sonido), y el pasajero se lamenta todo el vuelo. No, no era el caso. Éste estaba exagerando.

- Oh, ¿le hemos dado, señor? - mi compañera, la avispada.
- Llama a un médico! - el señor de la rodilla.
- Nenazaaaaa, Señor, tan grave es? le duele mucho? - yo, intentando no poner los ojos en blanco.
- ¿Qué si me duele? JODEEER, me habéis roto la rodilla!!! - gritaba el señor.
- Déjeme ver - mi compi, manojo de nervios.
- NO ME TOQUES, INCOMPETENTE!!!! - el señor, perdiendo los papeles.
- Tranquilícese! O le parto la otra  - digo yo. Teatros ninguno, insultos menos.
- ¿QUE ME TRANQUILICE? - el señor, no entiende la sugerencia.

A estas alturas todo el avión está en pie en el pasillo y amontonado en las filas de los asientos cercanos, mirando la escena.

- Siéntense en SUS asientos, ¡TODOS! o los perseguiré con mi supercarro de la destrucción y el caos.

Mi compi no sabe dónde meterse, pero yo no me creo el espectáculo del pasajero.
Primero porque si algo te duele tanto, no tienes ganas de ponerte a discutir con el mundo sin prestarle ninguna atención al sitio que supestamente te duele.
Segundo porque se nota cuando alguien está haciendo el papel para sacar tajada.

Le llevamos hielo, pero no se lo pone por que ESTÁ FRÍO. Ojo al piojo.

- Las voy a demandar! - el señor con su mano en la rodilla.
- Ha sido un acciente! - mi compi, al borde de las lágrimas.
- Oh, no me toque los cojones, oiga. ¿Puede decirme por qué no puedo echarle un vistazo a su rodilla, señor? - pregunto muy calmada y con ojos de "venga, que soy maja".
- ¿Tú eres médico, acaso? - cara de "venga, chula, eh? eh?".
- No, señor, pero tenemos material médico y de primeros auxilios con el que puedo curarle una posible herida, es parte de mi trabajo y sé hacerlo.
- No hay herida! Es todo interno! Me duele por DENTRO!

Avisé a mis compañeros, una vez detrás en la cola, de que el señor estaba fingiendo pero todos estaban acojonados. El jefe gay-malvado además estaba enfadado con la vida y con toda la tripulación. Ninguno me creyó, hasta que a los quince minutos el señor le pidió a mi compi un vaso de agua y ésta se lo dio.

- Esto es vino!! No es agua!! Me queréis emborrachar!! - el señor de la rodilla rota. Acusándonos de ser Jesús y convertir el agua en vino y el pan en peces.


Cuarto vuelo; LS-Mad




Después de mil holas y adiós, de un jefe gay-malvado, de un señor desequilibrado, de tres subidas, de tres bajadas, tres despegues, tres aterrizajes, de mil comprobaciones de cinturones abrochados, mil comprobaciones de mesitas plegadas y mil comprobaciones de mil asientos en posición horizontal; se nos sube un instructora de la compañía para supervisar el vuelo. VAMOS, NO ME JODAS.

Instructora;

Instructora: -Barbi, esas medias son lo suficientemente gruesas? ¿Son de 40 deniers?

Barbi: - Pues... no los he contado, jajaja.

I: -... No lo son.

B: - Igual son de 30.

I: - No son reglamentarias.

B: - No lo sabía.

I: - Tendré que ponerlo en un parte.

B: - ¿Un parte para decir que me faltan 10 deniers en las medias? Oh, bueno...como usted vea.

I: - Mañana no vayas a volar con esas medias.

B: - Ajam.


Sonrisa maligna de mi jefe.


Jefe: "Yo también tendré que ponerlo en un parte"
Barbi: "Y yo tendré que limpiarme el culo con ellos Oh, bueno... como tú veas".

Llegada a Madrid. Por fin.
Subo a casa y escribo un post despotricando de las gilipolleces de mi compañía, de mi instructora, de mi jefe gay-malvado y del señor desequilibrado, sólo para tentar a la suerte y que algún pez gordo de la compañía me lea, me localice y me eche.

No caerá esa breva.




De verdad, qué harta estoy de la aviación.

7/9/09

Trilogía Millenium para perezosos (Salander I)

¿Eres un perezoso y no te atreves con la megatrilogía de Millenium? ¿Te gusta leer pero no eres de Best-sellers? ¿No te interesa en absoluto de qué van esos 3 tochos de libros pero si te lo dan resumido igual le echas un ojo? ÉSTE ES TU POST!

Resumen de "Los hombres que no amaban a las mujeres" o como yo la llamo "Salander I".

Personajes; (Los nombres reales son imposibles de reescribir, son suecos, así que yo los nombro como mi mente los ha retenido)

Blomvik; Periodista. 45 años.
Salander; La que parte el bacalao. 24 años.
Harriet Vanger; Desaparecida a los 16 en los años 60.
Henry Vanger; Tío de la desaparecida y magnate venido a menos. 250 años.
Erika; Periodista, se trinca al Blomvik desde hace 20 años, pero su marido lo ve con buenos ojos.
Martin Vanger; Hermano de Harriet. 50 años, más o menos.
Burman; Administrador de Salander y abogado de pacotilla.
Resto de la Familia Vanger; Obviables.
Resto de personajes; Obviables también.

Aquí empieza el resumen, ojo SPOILERS DEL TAMAÑO DE AUSTRIA.

Blomvik está a punto de ir a la cárcel por bocazas, ya que tiene una revista (junto con Erika-la que se trinca a veces-) y publicó que un fulano era un corrupto, y lo hizo sin las suficientes pruebas. Blomvik se agobia por el marrón que se le viene encima, se prepara una cafetera y se la bebe entera.
De repente, Henry Vanger, que vive también en Suecia pero a tomar por culo de lejos, lo contrata para que averigüe quién mató a su desaparecida sobrina, Harriet.

- Pero tío, que esto fue en los 60. - le dice Blomvik por teléfono mientras bebe café.
- Sí, pero tengo 250 años, estoy a punto de palmar y quiero una última investigación, a ver si puede ser que yo me entere de quién la mató.
- Bueno y a to esto - que dice Blomvik dándole un sorbo a su café.- ¿Por qué dices tú que está muerta, si lo que está es desaparecida?
- Porque soy un tío un montón de listo y además tengo pruebas absurdas que vas a creerte. Mira. - se las enseña.
- Venga, hecho.
- Pero es que además, sé que ha sido alguien de mi familia, eh? - dice el viejo.
- No se hable más. Ahora mismo me pongo a ello.- Dice Blomvik.

Blomvik se acaba el café y se traslada allí con el viejo. El pueblo resulta ser el sitio donde Cristo perdió la chancleta, a horas de la capital. Erika - socia de la revista de Blomvik y a la que se beneficia a veces-, se pone triste, Blomvik se ha ido tan lejos, que ahora sólo podrá trincarse a su marido.

- Cari, tengo pena. - le dice ella al marido.- Blomvik me cae superlejos ahora.
- Ya volverá, amor, ya volverá- le dice él. (Verídico)

Por otro lado tenemos a la Salander. La crack.
Ésta es una chica de 24 años que tiene un administrador (Burman), ya que ella es declarada incapaz por un juez(por su chunguismo y eso). Burman la viola, el pedazo de hijoputa. Pero es que cállate, que la venganza de ella es total; lo inmoviliza con una pistola eléctrica (esta pistola la va a salvar en los otros libros de más de un disgusto) y lo ata. Y va la tía y le tatúa lo siguiente en lo que viene siendo toda la tripa; "soy un violador, un cerdo y un hijo de puta". Cágate lorito. Yo daba saltos en la cama cuando leí esta parte. Además accidentalmente la violación se grabó (o bueno, sin accidentalmente, no me acuerdo), por lo que ella lo amenaza con enseñarla si no escribe al tribunal de menores cada mes puntualmente, diciendo que ella es un remanso de paz y que está preparada para no depender más de ningún administrador. Él lo hace, claro.
La pobre ha pasao más penurias en la vida que Marco (el de la madre), pero en vez de ser una llorona, es una destroyer súper extraña y arisca que habla poco. Hasta el 2º libro no se sabe por qué es como es (ya os haré el resumen del 2º- o no, que éste me está quedando fatal-), pero la verdad es que está justificado que tenga tan mala hostia, ya os explicaré.

La Salander trabaja como detective para una empresa. Nadie sabe cómo averigua las cosas tan acojonantemente bien, con tanto detalle, pero ya os digo yo que a mitad del libro se descubre que es porque ostenta el título de la mejor hacker de Suecia y que por eso se sabía la historia que quién se le pidiese.

Por cosas de la vida y del frío de Estocolmo, Salander acaba colaborando con Blomvik, al que se folla, claro. Pero sexo sin más, porque la Salander es la caña y no se enamora de nadie. Erika - la casada- viaja al pueblo de la chancleta de Cristo, y los pilla en pleno acto. Pero no pasa nada, porque son suecos y esto es normal. Se hacen colegas.

La investigación entre polvo y polvo, se realiza satisfactoriamente. Se beben como 400 jarras de café cada uno en todo el libro y echan unos 5 ó 6 polvetes solamente, yo veo una desproporción tremenda, no sé vosotros. Cuando están a punto de adivinar qué familiar es el asesino, al Henry - el de los 250 años - le da un infarto, muy oportuno, pero NO MUERE. La familia monta en cólera y culpa del infarto a Blomvik por remover lo de la Harriet desaparecida. La familia Vanger amenaza a Blomvik de diferentes maneras; gatos muertos y desollados, disparos como el que no quiere la cosa, etc. para que éste abandone la investigación. Él se limpia el culo con la familia Vanger. Por supuesto, todo esto llevado a cabo entre café/café/café/polvo.

Blomvik ingresa en prisión tres meses -por lo de ser bocazas-, se lo pasa pipa, todos lo tratan genial (parte extraña, al parecer nadie lo viola en las duchas. Aquí a la única que putean en todo el libro es a la Salander.)

Pues bien, Martin - el hermano de Harriet- que es súpermodosito todo el libro, es en realidad un colgao del copón que violaba a mujeres - a su hermana Harriet entre otras- y las mataba. Claro está; Salander&Blomvik lo desenmascaran. El asesino-violador se china porque lo han descubierto e intenta matar a Blomvik, pero la Salander sin inmutarse, se bebe una taza de café y acto seguido golpea al malo con un atizador de chimenea -o con un palo de golf-, salvando a Blomvik de una muerte segura, porque el malo llevaba una pistola, creo.

Martin huye en un coche y Salander lo sigue en su moto. El tío se autosuicida chocándose de frente con un camión. La Salander, que lo ve, ni se inmuta - NUNCA se inmuta-, da media vuelta y se bebe un café.

Pues tanto pa ná, porque la Harriet al final, no estaba muerta, que estaba ella viva y en Australia, donde había huido para no sufrir más el acoso del del hermano. El pobre viejo de los 250 años, sufriendo por la niña y ella está en el otro extremo del mundo, casada y con dos hijos. Para colmo es rica, porque tiene una megaempresa de ovejas y cabras. Muy fuerte, vamos. Pa matarla, pero pa matarla de verdad.

Hay que romper una lanza en favor del hermano/asesino de la desaparecida/nomuerta, ya que al pobre lo volvió zumbao su propio padre - al que Harriet se cargó antes de huir, porque el padre TAMBIÉN la violaba-. Muy desagradable lo de esta familia.

Esto obviamente se desarrolla en Suecia, en un pueblo donde no hay grados celsius NUNCA, entonces están todo el día en casa, la mente se les pone a dar vueltas y pasan estas cosas. La gente se vuelve loca.
Esto en España no hubiera pasao. Aquí somos más de sartenazos y gritos.


Tengo que admitir que el libro es genial, que me lo bebí en una semana y que merece la pena. (Bueno, el que haya leído esto, ya mejor que no se lo lea). Ahora mismo, voy por el tercero, así que, por favor, no me lo spoileréis en los comentarios.

4/9/09

Decálogo (de 27) de la cita perfecta

¿Os acordáis de aquella vez que casi reventamos entre todos el saco de los comentarios con este post? Pues hoy amplio la saga de los decálogos... Aunque presiento que cuando vamos a conseguir partir el saco de los coments verdaderamente, es cuando escriba el "decálogo del polvo perfecto", porque os conozco, y sois todos unos verdes pervertidos.


Bueno, no me enrollo, empiezo con el DECÁLOGO DE UNA CITA PERFECTA.

  1. No quedar si hace mucho calor. Hay más días que ollas, así que, si las calles se están derritiendo, quedamos para la semana que viene y no passsa nada. Agonías, no.

  2. No quedar en un parque. ¿Parque para qué? ¿Para pasear? ¿Para darse el lote ya de primeras? No entiendo las primeras citas en los parques. A los que lo hacen me dan ganas de ponerle a Serrat a toda voz mientras caminan con cara lerdos.

  3. No ir de punta en blanco. ¿Qué vas, de boda? No, vas a estar un rato con alguien, no hace falta que   te pongas ropa incómoda que sólo te pones para las entrevistas de trabajo.

  4. No echarte colonia para asfixiar o incapacitar a tu cita, no es tu enemigo, es buena gente y está de tu parte, vale? (Punto importante a recordar). Echarse colonia normalmente.

  5. Si fumas; No echarle, con cara de sensual, el humito a la cara. NO es sensual, NO es sexi, NO gusta. Esto se lo vi hacer hace unos días a un chico a su acompañante, y ella reía babosamente y movía la mano para quitar el humo. Yo estuve a punto de levantarme y apagarle el cigarrillo en un ojo. (A él. Ella ya tiene bastante con estar enamorada de aquello).

  6. No mirarlo/a de arriba a abajo para analizar lo que lleva puesto, cómo le queda y cómo lo mejorarías tú. ¿Qué eres, jurado de algo? ¿Te damos cartulinas con números para que puntúes?

  7. No hagas chistes de azafatas (si la cita es conmigo) o sobre la profesión del otro; ya nos lo sabemos todos.

  8. No hablar sistemáticamente de ti, dormirás a tu cita y a los coincidentes colindantes. Seguramente hasta te quedes sin polvo, por egocéntrico.

  9. Cuando tu cita dice "bueno, me voy a ir yendo"... Nunca, jamás, bajo ningún concepto, le propongas otro plan para alargar el momento. Es incómodo y haces que tu acompañante tenga que inventar excusas falsas para poder irse. Si se quiere ir, deja que se vaya. Igual se está cagando.

  10. No le pases la mano por el hombro al andar. Si ni siquiera te ha besado, ¿por qué das por hecho que le apetece soportar el peso de tu brazo? No seas brasas.

  11. No aproveches un despiste de tu acompañante para besarla/e, te hará la cobra. Al menos yo te la haría. Un beso es cosa de dos, no de "uno muy rápido".

  12. No decir moñadas incómodas del tipo "tus besos me hipnotizan" o "he soñado mil veces con este momento". Evitemos a Hollywood en la medida de lo posible.

  13. No quedarse contemplativo mirando a tu acompañante como si fuera una escultura de Rodin. Haz un chiste en algún momento o él/ella empezará a removerse incómod@.

  14. Pregúntale por su vida, supuestamente te interesa.

  15. Intenta no hablar mal de tus ex, él o ella puede serlo próximamente. Podría decirse que, hipotéticamente, al despotricar sobre ellos, tu acompañante estaría contemplando lo que dirás de él/ella cuando lo vuestro acabe.

  16. Bajo ningún concepto des por hecho que váis a seguir saliendo en un futuro lejano. Estás en período de prueba, te puede dar la patada en cualquier momento y sin explicaciones.

  17. Asegúrate de que es de izquierdas en cuanto tengas oportunidad. (Bueno, esto vale sólo para mí).

  18. No te pavonees, es taaan odioso. Sé normal, hay ejercicios en internet para conseguirlo. Y si no, debería haberlos.

  19. Si estáis cenando, asegúrate de que te deja coger de su plato sin molestarse y hazle saber que él/ella no puede tocar el tuyo NI DE COÑA (Vale, esto también es sólo para mí. Y para Joey.).

  20. No llevarla/le al cine para pelar la pava, somos grandes ya. Si pagamos 8 eurazos, al menos vamos a enterarnos de la peli, y ya se harán cositas luego en un sitio gratis, como tu casa.

  21. No le cuentes penas ni rencillas familiares, ni te pongas trágica/o diciéndole lo mucho que lloras por culpa de tu madre. Guárdatelo y si os hacéis pareja, ya lo vivirá en primera persona. Así es mucho más divertido.

  22. Asegúrate de que tanto las monarquías como las religiones, le parecen algo absurdo y obsoleto.(Ésta es para mí también).

  23. No olvides la cartera en casa. Y saca dinero antes de encontraros. Si vas sin pasta, quedarás como el culo y pensará que lo has hecho a posta para no pagar. (Yo he quedado como el culo muchas veces).
  24. No te pongas a hablar por el móvil veinte minutos, nada requiere tanto tiempo y es de mala educación, tu cita se pondrá a mirar a los viandantes o al infinito mientras piensa que eres un gilipollas.
  25. Si al besarle/a, no te hace una cobra, no la cagues con una primera frase postbeso del tipo "¿no vamos ya a mi casa?" por muy bien que bese, pero tampoco del tipo "tengo que irme corriendo" si casi te rompe un diente. (A mí una vez casi me parten uno y al final el chico era majo y mejoró. Hay que dar segundas oportunidades besatorias).
  26. Lleva condones. Parece una obviedad, pero no lo es. Los chicos de hoy en día no son nada optimistas, van sin condones por la vida. (Yo creo que el 90% de mis "aquitepilloaquitemato" han sido patrocinados por MIS Durex). Pues eso, condones, por favor. Este punto es importante, le voy a poner un asterisco. (*)
  27. No le des sistemáticamente la razón, pero tampoco se la quites por joder. Lo primero demuestra que estás desesperado por un polvo, lo segundo que eres imbécil. Ambas actitudes son muy descartables. Di lo que te apetezca y punto. Al menos si no mojas es porque no le has gustado "TÚ" y no ha sido por tu "TÚ HACIENDO EL LERDO", que daría como más rabía.


En fin, supongo que no todo el mundo compartirá este decálogo (de 27) y tendrá sus propias manías o gustos, pero estos son los míos (y tengo mil más, pero no quiero que sepáis cuán tarada puedo llegar a estar, así que me guardo el resto para mí y para mis citas reales).

1/9/09

Pon un cuerdo en tu vida o "las misántropas del 6º"

Volver a casa en los días libres está bien. Pero está bien también que sólo sean unos días.

Mi madre me martillea, me recuerda que soy un desastre, que siempre estoy cabeza abajo, que no pongo orden en mi vida, que siempre voy tarde, que me olvido de lo que no me interesa, que todo lo dejo para el último día y que así no puedo seguir. ¿Y por qué no? Si llevo así 29 años y conservo todos mis miembros intactos!

Mi familia vive empeñada en que me eche un novio "cuerdo". Y tiene que ser "cuerdo" porque como yo, según ellos, estoy loca perdía, es lo que necesito, claro... pero no saben lo difícil que es encontrar alguien cuerdo! ¿quién está cuerdo? yo no conozco a nadie que no tenga un perdigonazo dado.

Hoy cojo el tren a Madrid y me voy directa a mi nueva casa. Que por cierto, tras mucho meditar (y cuando digo mucho, digo MUCHO), decidí quedarme con una habitación en un piso que está dos bloques más allá de mi ex-casa. Decidí que era mejor quedarme en mi barrio (ya que la casa del jacuzzi estaba en una zona triste, llena de grandes hoteles y empresas, sin tiendas ni parques, y lejos de cualquier parada de metro), porque mi barrio es la caña, está lleno de árboles, de tiendecitas, de parques, de bancos, de farmacias, de gente que no arma jaleo y se saluda por la calle... es como Barbicity, pero en Madrid! Y sobre todo, lejos del barullo del centro. Un poco caro, eso sí. Un poco bastante, suputamadre.

Ligero inconveniente: voy a vivir, en vez de con dos chicos, con dos chicas. No sería un problema a simple vista. Pero es que ambas las dos, el par de ellas, son divorciadas. Son divorciadas del tipo "elmuycabronsefueconotra", que no del tipo "YodecidoempezardenuevoporqueyolovalgobecauseIworthit", que hay un matiz ahí importante. Resumiendo, que me voy a vivir con dos "odiadoras de hombres" profesionales (que no lo digo yo, que me lo han dicho ellas). Supongo que de querer yo subir algún amigo a casa tendrá que ser para luego decir algo del tipo "qué pedazo de gilipollas el que me subí ayer, no pienso verle jamás", para que no me hagan el vacío.

Bueno, como véis el principio del post no tiene nada que ver con el final, pero lo hago en honor a mi madre, para que diga que estoy cabeza abajo con razón. Y como colofón a mi "locura para nada transitoria", un final majo:

Somófrates me ha confesado que no sabe quién pone nombres como "himen" a las cosas, porque es una palabra horrible, aunque - ha matizado posteriormente - no menos horrible que "prepucio".

¿Véis lo difícil que es encontrar alguien cuerdo?
Aunque yo prefiero un Somo a un cuerdo, diga lo que diga mi madre.