30/1/09

Examen y su contexto histórico

Ayer tenía el examen para homologar el título y además tenía que conducir 200 kms para hacerlo, porque como vivo en el culo del mundo...

Barbisister quiso acompañarme pero dos horas ella y yo metidas en un coche con mi música, podría haberle causado daños cerebrales irreversibles, y a mí también sus súplicas para que la cambiara y pusiera "a la Beyoncé que es la puta caña, tía!".

Me busqué el camino a seguir desde viamichelín, que son geniales todos ellos, seleccioné la explicación y la imprimí. Lo hice con prisas, porque así voy siempre, con prisas (porque me levanto siempre tarde, y eso que el examen era a las 6 de la tarde) y además porque quería salir como 3 horas antes, por si pinchaba, por si me perdía a pesar del mapa, por si lo que fuera. Cuando la impresora escupió la impresión la cogí sin mirar, porque así soy, imbécil. La arrugué (que no doblé) y la metí en mi bolso-zurrón que siempre llevo colgando a casi la altura de las rodillas (que siempre voy pensando, Barbija, a ver si te acuerdas y acortas la tiranta o un día vuelcas) y salí zumbando.

Estaba nerviosa, no había estudiado todo lo hubiera debido (la historia de mi vida) y después de tantos años que no cogía unos apuntes, pensaba que alguna tuerca se me había quedado oxidada y agarrotada en el cilebro, y mientras me montaba en el coche pensaba "Tía, que la vas a cagar, que no has estudiado, que estabas todo el rato deseando que alguien te hablara por GTalk para tener la excusa perfecta y soltar los apuntes".

Cuando salí del culo del mundo, saqué el mapa del bolso con una mano mientras con la otra me fumaba un cigarro (tranquilos, que con las rodillas controlaba el volante). Histérica estaba ya, pero cuando vi, el tamaño de las letras del mapa que me había imprimido, que las frases eran como manchitas, y los dibujos de las rotondas eran como puntitos puntitos puntitos, pensé que igual era buena idea lloriquear un poco... no sé, a veces lo hago y me va bien, para expulsar nervios y tal. Pero me dije "No, Barbija, no puedes lloriquear siempre que estás nerviosa" , y siempre que decido no lloriquear, tomo la decisión de encabronarme... a mí los nervios nunca me hacen ser agradable.

Metida ya en la autopista, no me parecía de recibo parar, así que un ojo lo puse en la carretera y el otro en el mapa a ver si descifraba algo. Me quedé con los datos más relevantes, hice una pelota con el papel de pura rabia y lo tiré a los pies del asiento del copiloto, en el cual no estaba barbisister pero a la cual eché mucho de menos para poder gritarle que todo era su culpa.

A la hora y pico de seguir las indicaciones que recordaba haber visto, llegué a un peaje donde no había ni un solo coche (creo que el único puto peaje que hay en toda Andalucía) así que pasé por el que pone "manual" sólo porque sabía que allí habría una persona a la que preguntar si iba bien encaminada.

Yo- Hola - saludo al chico - ¿por aquí voy bien para Jerez?
Peajista- Oshú!!! vah arrevé! - que me dice el chaval.

"Bueno, pero en Cádiz seguro que ya estoy, eso no me lo podrás negar" que pensé yo.

Yo- ¿Y cómo hago pa dá la vuerta? - que tampoco me voy a poner yo de fina, cuando en realidad tengo un acentazo importante.

P- Po si me dice como te llama, te digo cómo eh - y se ríe.

Podría haberle dicho mil cosas, explicarle que estaba muy nerviosa, que tenía un examen importante, que tenía ganas de lloriquear y que me dijera cómo hostias se daba la puta vuelta en esa mierda de peaje. Pero como he aprendido a lo largo de mi vida, a veces es más corto decir directamente tu nombre.

Yo- Barbijaputa - le digo con una sonrisa extraña, que es la que me sale cuando algo no me hace gracia realmente. También llamada sonrisa falsa, vamos.

P- Vaya, vaya, todah lah mujereh se llaman Barbijaputa (nombre común el mío) - y se ríe otra vez, el muy apollardao!! - Será Barbijaputa argo o argo y luego Barbijaputa, no?

Yo- Realmente no, es sólo Barbijaputa y ya. - y abro el monedero sacando el dinero del peaje para que me diga cuánto es y dónde puedo girar, y se dé cuenta de que esta conversación sobre las posibles combinaciones de mi nombre ya no da más de sí.

P- Pues sí que eh raro, Barbijaputa a secah...

B- Oye mira tengo prisa - le digo intentando no volverme verde y explotar la ropa por las costuras. - Si me dices dónde se da la ...

P- Barbijaputa eh despistá en la carretera, eh?

Pero bueno este tío es gilipollas o qué coño pasa? Hubiera sido mejor ir directamente a la parte de "tarjetas" y hablar con la máquina, que seguro me da más información.

Mi mirada fue tal, que alargó el brazo y me dijo "ahí mismo girah y vuelveh a pasá por ehta otra parte der peaje, y luego a la derecha ya veh "Jeré"". Yo me quedo parpadeando como en trance. Sí, siempre me pasa cuando me dan una indicación carreteril, de hecho no sé para qué las pido.

P- ¿Las entendío, Barbijaputa? - me dice muy serio el avispao que ya se ha dado cuenta de que no me molaba su "cortejo de la grulla".

Parpadeo, agilipollada.

Yo- Ehmmm, ahí mismo giro? Y yastá? - mirada perdida - y paso de nuevo por aquí? Pero... entonce... no, no menterao.

Esto me llevó unos minutos, que me parecieron horas, de orientación espacial voy fatal, aparte de otras muchas cosas que se me dan peor.

El caso es que el chico terminó siendo muy amable, y yo terminé sintiéndome la bruja del cuento, como me pasa muchas veces.

Llego a Jerez y paro en el primer sitio que veo, cojo la bola de papel que había a los pies del asiento del copiloto y cagándome en toda mi estampa, la deshago para ver cómo se llega a la Uni; puntito, puntito, puntito. Hago de nuevo una bola y la lanzo hacia atrás. "A la mierda. Tendré que preguntar a otro más, no voy a llegar en la vida"... Pero en realidad era por quejarme porque aún quedaban tres cuartos de hora para el examen y ya estaba allí.

Después de que una mujer me dijera que "la Univerzidá? pero cuá?" y otro me dijera "tieneh que zeguí hajta una rotonda con caballo de colore" encontré a otro que me explicó pacientemente y no me dejó ir hasta que yo misma le repetí el camino que él mismo me había explicado, para él asegurarse de que yo llegaba. Qué simpático son los jerezanos, en serio.


Llegué al examen. Me senté. Cien preguntas. Glup. Tipo test, pero algunas a desarrollar. Glup. Miro a la gente escribiendo a piñón. Glup.

"No, no no. Escribir a piñón, no. Yo antes tengo que echarle un vistazo".

Preguntar; A redactar; Tenochtitlán y Tehuantepec.

¿Ehhh???

"No lloriquees - conversación conmigo misma - no lloriquees, no lloriquees!!".

Termino el examen y me voy, no muy decepcionada al final, salgo semicontenta. Ya era de noche, pero me daba igual, estaba súperfeliz de saber que ya no tenía que estudiar (por lo menos hasta Junio, si la cosa me sale mal).


Esta tarde ya estaban colgadas las notas en internet, metí mi DNI y : PLÍNNNNNNNNNNNNN;

Barbijaputa...................................7,2 (APTA. HOMOLOGACIÓN EN CURSO)


YUJUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

28/1/09

Pelis Porno o Finge Que No Te Duele

ROMBO-ROMBO


(Advertencia a menores de edad; el texto que sigue a continuación no es apto para vosotros, interesante y didáctico para el futuro sí, pero apto no, según esta sociedad puritana e hipócrita. Así que pulsad Alt+F4 y no me metáis en marrones)


A todos los demás;


Por petición popular, empiezo con este "Pelis Porno o Finge Que No Te Duele" la saga sexual que os prometí.


Este género machista que tan poco piensa en que las féminas disfrutemos con sus películas, tiene los siguientes errores de base:

Vestuario:

Tanto ellos como ellas, se ornamentan tan ridículamente (no hablo de los típicos disfraces de médico-enfermera, faraón-concubina, profesor-alumna, que al fin y al cabo son ambientaciones, cutres, pero ambientaciones) como chonis y maquilladas como si Homer le hubiera disparado con su "escopeta maquilladora", que una no puede concentrarse en el acto que está viendo. No es normal, que una tía se desnude entera, -que por desnudarse hasta se quita tooodos los pelos hasta parecer una nancy-, y se deje unos zapatos con tacones como agujas de hacer punto. Esto en la realidad, señores, no pasa, porque obviamente lo primero que nos quitaríamos nosotras antes de hacerlo, son precisamente semejantes castigadores misóginos de los pies.




Posturas;
Son especialmente graciosas algunas posturas (siempre las de ellas, ya que ellos sólo tienen una o dos), como por ejemplo enlazarse los tobillos por detrás de la nuca (cuidando de no meterse en el ojo el tacón de aguja) mientras el otro le da fuerte y flojo. Un tío no se da cuenta de estas cosas, pero las tías somos observadoras natas y no se nos pasa desapercibida la cara de la pobre en cuestión; roja e hinchada por la acumulación de sangre en la cabeza que se produce por no haber vía de escape en las arterias para la circulación, ya que están obstruídas por sus mismas piernas alrededor del cuello.
Otra postura graciosa y jodida, es cuando el todopoderoso follador de turno pone a la chica bocarriba y le separa las piernas como si fuera Almudena Cid, una rodilla pegada a la oreja y la otra a 180º de separación, sosteniendo encima los mencionados taconazos y cuidando que éstos no hieran a ningún miembro del equipo de grabación, o a ninguno de los participantes si es el caso de una orgía.
Caballeros, esto no nos gusta tampoco. Nos gusta estar cómodas, para poder disfrutar del coito, y estar cómodas no es compatible con separar nuestros miembros de forma tan bruta.
(No pongo foto para no herir sensibilidades, por lo menos la mía).


Eyaculaciones varias;


Chicos, ya sé que en la tele parece molar echarle el escupitajo en la cara a la chica de turno, que encima finge estar encantada y feliz feliz, pero la verdad es que la tía está pensando "¿De verdad esta mierda me abrirá puertas en Hollywood?". Sé de chicas a las que les gusta tragárselo todo, y me parece natural y respetable, pero ... ¿qué gracia tiene echarlo sobre la cara y dejarle los ojos con las pestañas pegajosas, que la pobre no ve cómo acaba la cosa porque la han dejado temporalmente cegata?
Hablando de eyaculaciones, ¿es que las tías no nos corremos? Es que me indignan las pelis pornos por temas como ése. Toda escena acaba cuando el súperfollador al que todas alaban, se corre como un campeón sobre la arrodillada semi-cegata. "Perrrrdone", que le diría yo al enteradillo, "pero aquí no acaba la fiesta, ahora vas y me haces llegar a mí al mismo sitio del que vienes tú"... Es que parece que el orgasmo femenino sólo tiene interés en un peli de éstas cuando ella tiene la "virtud" de correrse al chorro. Que por cierto, tengo una amiga que le pasa, y donde lo pintan tan excitante, es en realidad una putada muy gorda, porque en concreto mi amiga, tiene que hacerlo con su chico siempre en la bañera, para no poner perdida la cama.


Felaciones en general;


Otra vez la víctima es la pobre chica, que por agradar la mayoría de las veces se mete el aparato enterito en la boca, y yo como espectadora sufro, claro, porque ves que le dan arcadas, si es que es normal. La campanilla no sé para qué sirve, pero me niego a creer que Dior (Christian, para los amigos) la pusiera ahí como simple saco de boxeo para el miembro masculino.
Para mí en particular, las chicas que hacen pelis porno tienen mucho mérito, son actrices como la copa de un pino, porque poner cara de éxtasis cuando lo que te están haciendo duele de cojones, es para el Óscar. Aunque hay algunas que las pobres no lo pueden evitar y ponen cara de dolor de vez en cuando.

Odio este género, no por nada, sino porque es machista. No existen las pelis porno para las tías, porque incluso las de lesbianas, están hechas para los tíos. Esos argumentos infumables, esos decorados horribles, ambientaciones escalofriantes, diálogos paupérrimos... claro, si es que los consumidores de estas pelis no se fijan en otra cosa que no sea el mete-saca, para qué van a invertir más en lo demás, si nadie les presta atención!
Yo reivindico las películas porno para tías, donde haya una historia genial con diálogos inteligentes, argumentos creíbles y escenarios sin anacronismos ni soplapolleces. Que el sexo, tanto si es entre dos protagonistas enamorados como si son dos que se acaban de encontrar en el ascensor, sea con morbo, credibilidad, que ambos disfruten visiblemente y que se hagan cosas que gusten a ambos sexos. Son sólo películas así las que conseguirían que el público se quedara a ver el final.

27/1/09

Revolutionary Road

Como yo, la Princess, estudié en una universidad privada, tengo que, yo, la Princess, hacer un examen para homologar mi título, examen el cual, yo, la Princess, debí hacer hace unos años. Pero como soy vaga hasta para respirar, lo voy a hacer ahora. Madre dice a veces "Fuíste perra hasta para nacer, ingresé un 26 de Julio y no naciste hasta el 29!".

Y como tengo mucho que estudiar y el examen es el 29 de este mes (o sea el jueves), me he dedicado a rolear, a bloguear, a chatear por el MSN, por el gtalk, y a hablar por teléfono. Eso sí, sin salir de casa, porque "tengo que estudiar" y no puedo salir! Pero el otro día me dije, "boh! voy a hacer una escapadita al cine que estoy harta de estar en casa "estudiando".

Y fui a ver "Revolutionary Road". Me gasté lo mismo en chuches que en la entrada, para alimentar el michelín que me ha salido desde que no curro, y me arrellané en el asiento preparada para cualquier cosa. Mi acompañante me advirtió que los protas eran los mismos de Titanic, es decir, Kate Winslet y mi adorado Leo DiCaprio (nominado de nuevo al Óscar por esta misma peli), pero decidí que eso no dejaría que influyera en mi opinión sobre la película en cuestión.

Tengo que deciros, que quedé tremendamente emocionada por la historia, por la interpretación, por los diálogos, por la perfecta ambientación, por la fotografía, por los silencios, por todo. No os adelanto nada, por si alguno la ve. Pero es la típica película que quieres volver a ver pasado un tiempo, para hacer balance de todas los detalles que se te han podido escapar en la primera vez.

Genial, de verdad.

25/1/09

Mirmana II

Barbisister: No hay nada, NADA en el mundo, que al echarle leche condensada deje de estar infinitamente más rico. Sólo el cocido... y tendré que probarlo para confirmártelo.

Barbija: ....

20/1/09

Yo, omnipresente

A veces pienso que me da pena no poder vivir mil años.



Quisiera tener todo ese tiempo para poder aprender todas las costumbres de cada región del mundo, su manera de vivir, de comunicarse, su lengua, su cultura, la historia de sus monumentos, catedrales y barrios, sus miedos, sus tópicos, su realidad.



Quisiera saberme el mapa del mundo al dedillo, sus capitales, las ciudades de cada país y los pueblos de cada ciudad, los ríos que las atraviesan y todas las montañas que separan poblados o países y quiero poder verlo todo con mis propios ojos, cada rincón del mundo, cada lago y cada gruta. Oír cada acento de cada pueblo, escuchar todos los refranes populares que se han ido inventando con el paso de los años y el porqué de su creación. Quiero saber el origen de las palabras de cada idioma, su historia, su pronunciación, su escritura. Quiero hablar chino mandarín como una nativa, polaco, euskera, latín, griego arcaico, portugués, italiano, suahili...



Quiero saber el porqué de todas las cosas, el cuándo, el cómo, el dónde. Incluso quisiera poder vivir tiempos que ya han pasado. Verme a mí misma en 1789 andando por las calles de París, observado cómo un tumulto lleva empalada la cabeza guillotinada del rey como estandarte. Verme a mí misma remando en un cayuco lleno de pieles de animales recién cazados, vivir el trueque de esas pieles por ámbar, para luego ornamentar cada espacio de mi cueva. Verme a mí misma transformada en vikingo y beber cerveza mientras relato cómo he secuestrado mi último barco y acabado con la vida de toda la tripulación. Verme rodeada de griegos vestidos con impolutas túnicas, mientras nos empapamos de todo lo que Sócrates dice. Verme a mí misma sentada junto a DaVinci mientras da los últimos retoques a la Gioconda y preguntarle por qué sonríe. Verme a mí misma siendo discriminada por ser negra en la época del apartheid. Verme quemando mi sujetador y enseñando las tetas en una manifestación feminista. Verme siendo perseguida por la falange. Verme temblar ante el televisor, esperando ver qué va a pasar con España un 23F. Y sobre todo, verme a mí misma dentro de 200 años, en todos los lugares que se crearán, todos los acontecimientos que ocurrirán y entendiendo el porqué de cada frase dicha en la Tierra y cada acción ejecutada.



Quisiera poder hacer todas estas cosas, sólo por saber, por aprender, por comprender. Y me da pena saber que no hay posibilidad alguna de conseguirlo.

19/1/09

CSI en Barbicity

Cuando no estoy viviendo por ahí por trabajo, vivo en casa de Padre y Madre, en una urbanización de casas pareadas. Esto quiere decir, como bien sabéis, que por un lado hay un vecino y por el otro, la nada.

La cuestión que aquí nos trae en este post es "los vecinos del otro lado". Ya conocéis a Lío, pero para refrescaros la memoria os diré que es mi perro, ése que no ladra porque el pobre no sabe y que siempre huele a champú de fresa. Teniendo en cuenta este factor, no entenderíais el porqué mis "vecinos del otro lado" están intentando envenenarlo, si no os dijera previamente que están zumbados de la olla.

Resulta que mi vecina, llamémosla "Oligofrénica", tiene manías típicas de un desquiciado mental. Por ejemplo, si ve un pelo de perro en su colada recién hecha cuando la está tendiendo, vuelve a lavar dicha colada sin plantearse antes si eso tiene o no alguna lógica. Oligofrénica reveló esto a mi madre cuando se conocieron, pero claro, para ese entonces aún no teníamos al perro.

Hace semanas que Padre observaba que en el jardín delantero y trasero, aparecían unas sospechosas galletitas de perro (sólo desde la casa de Oligofrénica se puede acceder a ambos jardines, porque son aledaños a los suyos, sólo separados por un muro. Mi casa está en alto y habría que escalar, jugándote la crisma, para dejar caer algo dentro desde otro lugar). Padre pensaba que los tiraba para darle chuches al perro, pero la cosa cogió matices Grisomnianos cuando nos dimos cuenta que el pobre animal vomitaba cada vez que se comía una galletita. Empezamos a sospechar, que Oligofrénica no estaba mimando al perro, sino que estaba intentando cargárselo.

Cuando Padres me lo contaron, obviamente les contesté que iba a poner una bomba en el tejado de Oligofrénica y una bola de pelos de perro en el tambor de la lavadora, a lo que ellos me contestaron; "Mantente al margen, por favor, que eres una pedazo de bruta".

Padre y Madre consultaron con el veterinario, el cual les dijo que para buscar un veneno en un cuerpo u objeto, hay que saber qué veneno es el que se está buscando, para encontrarlo o no. Lo cual me parece fatal, debería haber un tipo de análisis que te dijera qué venenos hay en una sustancia, pero bueno, los especialistas en el tema, si los hubiera, pueden dejar un comentario, si lo desean, confirmándome si esto es así o no. El veterinario, además, añadió que cuando se sospecha que un animal está siendo envenenado, hay que llamar al SEPRONA.

El caso es que, galleta ingerida equivale a vómito de mi querida mascota. Padre fue a casa de Oligofrénica y le dijo, de súperbuen rollo (porque mi padre no se parece en nada a mí, él es agradabilísimo) que el perro no toleraba bien todo lo que no fuera su pienso, y que le agradecía el detalle de darle chuches, pero esperaba que en el futuro no le diera más, por la salud del animal. Ella dijo que no sabía de lo que le hablaba, que ella no tenía galletitas de perro, porque ella no tenía perro. Padre, que ya esperaba esta respuesta (porque además mi padre es muy listo) repuso; "oh! quizás no fue usted, pero como aparecen por los dos jardines, no me quedaban más opciones que su casa... quizás fue su hijo, jugando". Lo cual, por cierto, podría haber sido verdad. Pero sabíamos que no era así.

La otra mañana, estaba yo sentada con mi cánido cuadrúpedo en el solito del jardín, los dos tirados a la bartola y sin hablarnos ni nada, cuando cayó otra misteriosa galletita. Mi can corría como un anormal para comérsela, y más corría yo para que no llegara, finalmente tuve que alargar la pierna y darle una patada al pobre para desplazarlo y cogerla yo. Un número muy divertido que colgaría de haberlo grabado.

Con la galleta en la mano me subí a los maceteros gigantes que Madre tiene puestos junto al muro que separa mi casa de la casa de Oligofrénica, y me encaramé a dicho muro. Y allí estaba Oligofrénica, mirándome con los ojos desorbitados por encontrarme en lo alto de la tapia con cara de "reza lo que sepas porque esto no lo cuentas".

- ¿Qué coño haces? - le dije yo amablemente.
- Yo.. no.. yo.. - me replicó ella.
- Tú no ¿qué? - la animé a seguir.
- Era jugando - dijo la buena mujer.

Antes los gritos de su primogénita, se acercó Padre poniendo orden y me tiró de la sudadera para que bajara de la pared de la que colgaba. Él fue más cívico y fue a su puerta a hablar con ella. Oligofrénica ha jurado no lanzar más galletitas bajo ningún concepto.

Obviamente yo no me lo creo, pero Padres insisten en darle el beneficio de la duda a Oligofrénica. Les he hecho saber mi disconformidad con el asunto, ya que si por mí fuera, ya habría llamado al SEPRONA y a Greenpeace y a todo el que pille en las páginas amarillas.

No han vuelto a aparecer galletitas en los jardines, pero de todas maneras, el perro no sale de casa, por si acaso. Tenemos al pobre en cuarentena metido en casa y sólo sale cuando lo sacamos al parque.

Putos zumbados hay por el mundo, joder. Y yo aún tengo las palmas de las manos hechas un cristo, de la escalada del otro día.

18/1/09

Te amaré mejor

Os pongo esta canción, no por la canción en sí (que por cierto es preciosa), sino para que veáis su interpretación perfecta en lengua de signos.

16/1/09

Amerizaje

Este señor ayer se convirtió en mi ídolo, además de hacer historia en el mundo de la aviación.

Consiguió amerizar un Airbus 320 en un río (el Hudson), después de que una bandada de pájaros se le colara en los motores (la prensa dice un motor, yo creo que fueron los dos, porque con uno se puede seguir volando) y se los bloqueara.

He estudiado tantas veces los procedimientos a seguir en un amerizaje (con cara de "si, claro, como que iba a sobrevivir yo a uno") que al ver uno tan perfecto, se me saltan las lágrimas. Me quedé mirando las fotos y los vídeos fascinada. Lo que había visto mil veces con dibujitos y esquemas, ahora lo veía con personas de verdad. Todas perfectamente colocadas en las alas, las rampas cayendo desde las puertas... Increíble.


Para colmo, este avión tiene los motores bajo el ala, y ni por ésas el comandante se ha cargado el fuselaje al posarlo en el agua.

Me quitaría el sombrero, si llevara, por la tripulación técnica, que consiguió que un accidente mortal se convirtiera en un simple incidente. Y por la tripulación auxiliar, por evacuar a 154 personas sanas y salvas.

14/1/09

Mirmana

Conversación entre mi hermana y yo;

Barbija; ¿Cómo te ha ido con el masajista guaperas ése? ¿Te ha quitado la constractura?
Barbisister; No, pero se me han puesto los pezones como para colgar albornoces mojados.
Barbija; ..............
Barbisister; ..........
Barbija; ¿Cuál era el teléfono para pedir cita?

13/1/09

La Tita

En toda familia hay una tía solterona, en la mía también. Lo que pasa que la mía mola más. Siempre me han dicho eso de "te vas a quedar solterona como tu tía", pero a mí siempre me ha dado igual porque, en secreto, siempre la he admirado. Está un poco loca, pero me ha dado los consejos más maduros y efectivos de mi vida. Estudió Psicología, pero es funcionaria, como toda su familia.



Desde que los móviles existen en nuestras vidas, nos mandamos al menos un mensaje a la semana (aunque nos hayamos visto), sólo para hacer un poco el gilipollas, y en el final nos mandamos un beso con sabores. Mi madre dice que no nos entiende, pero claro, ella es que no sabe mandar mensajes. Hoy he recibido el último - "Niña, tita mala con 55 de fiebre, sin exagerar. Besos de café con leche condensada"- y he dicho, voy a verla.



Tenemos muchas cosas en común;



- Las dos soñamos con ser las esclavas sexuales del cantante de Estopa para toda la vida, aunque no nos deje salir del cuarto nunca jamás.

- A las dos nos gusta la butaca del lado del pasillo cuando vamos al cine, y siempre vemos las pelis separadas por la escalera.

- Las dos opinamos que los niños son los causantes del 90% de los problemas de los adultos y del 100% de los divorcios.

- Ambas estamos zumbadas. Ella más.

- Somos igual de inoportunas, metepatas y solemos quedar bastantes veces en ridículo por ir de sobrás. Yo más.


Pero esta mañana, en su casa - donde siempre hay alguien de la familia, si no es mi abuela es mi abuelo si no mi prima si no mi madre - me la he encontrado sola, tenía la nariz hinchada de tanto sonarse los mocos, con un gripazo increíble, sentada en el sofá y tapada con una manta.
Me he reído de ella un poco y luego hemos empezado a hablar (yo tapándome la boca con la bufanda, para que no me contagiara). Me ha dicho algo que no esperaba jamás oír de su boca;


- Barbija, echo de menos, ahora a los 44, tener un hijo.

- :OOOO..... Qué dices, colgá?? Eso es la fiebre!

- Que no, coño, que no es de hoy... es de hace meses.

- Pero tita, cómo te entra el instinto maternal ahora?

- Yo qué sé...

- Y si me entra a mí??? Joder, no tendrías que haberme dicho nada, ¿¿¿no sabes que soy una hipocondríaca???


Y la cosa no queda ahí, porque luego ha derivado en;


- Ahora no me acuerdo por qué dejé yo a Eloy, con lo bueno que era... hubiera sido un buen padre.

- Estás tonta, era un soso.

- Y Paco... Paco no era soso, ¿por qué lo dejé?

- Ahora no puedes replantearte todos los porqués de la vida, tita. Si en su momento los dejastes, por algo sería. ¿O hubiera sido mejor quedarte con alguno de ellos sin quererlos, sólo para que te hicieran un bombo y que te ayudaran a criar a un niño?

- ¿No es lo que hace todo el mundo? O ¿te crees que todos los matrimonios son felices y se quieren? Qué va! Sólo una poca minoría son así, Barbija... La mayoría de matrimonios que se mantienen lo hacen por los hijos, por no tener dinero para empezar una nueva vida, por miedo a quedarse solos, por tantas cosas...

- Pues vaya mierda, tita, vaya mierda.

- Sí, vaya mierda...


Espero que se le pase pronto la gripe, porque me ha dejado hecha un mojón.

Le acabo de mandar un mensaje;

"He pensado que siempre te queda la fecundación in vitro, o tú ya tienes la menopausia? Besos de potaje de garbanzos".

5/1/09

Piropazo

A lo largo de mi vida adulta, como cualquier mujer con dos brazos y dos piernas que se precie, he sido receptora de piropos de albañiles, autobuseros, viadantes y cocheandantes. Algunos más soeces, otros más curraos.

Pero, ¿quién me iba a decir a mí que le piropazo más bonito me lo iba a decir una mujer? Fue tan bonito que me quedé muda.

Resulta, que tengo una amiga (antes más amiga, porque desde que se fue a vivir con su novio a otra ciudad ya no nos vemos) a la que vi el otro día por casualidad en la calle. Me sorprendió bastante ver que llevaba una barrigota enorme, estaba embarazada. Nos dio un montón de alegría reencontrarnos y más a mí por enterarme de que iba a ser mamá, además de un niña.
Después de mucho hablar (nos sentamos en la primera cafetería que vimos), me dijo lo siguiente (poned música de violines, porque no es pa menos):

- Barbija, desde que estoy embarazada he pensado que me encantaría que mi niña de mayor fuera como tú.

Yo pasé de ¬¬ a 0_o luego a :O y al final :´(

¿Qué puede haber más bonito y más desquiciado, que querer que tu propia hija se parezca a una? No sé cómo lo hago, pero tengo a la gente tan engañada... no es entrañable?

Invité yo al café, claro.

3/1/09

Famosos que sólo me ponen a mí

Zona de desahogo y combustiones espontáneas lleva una semana pocha. Pero Barbijaputa ha vuelto con fuerza, dispuesta a que le perdáis el poco respeto que le teníais, con la segunda entrega de "Si tuviera vergüenza, me avergonzaría".
Esta vez, con un post que se me ocurrió cuando os confensé que me ponía Fermín.

Empezamos:




Antonio Resines.
Sí, ¿qué pasa?

Madurito, barbita, gracioso (olvidemos "Los Serrano"). Suficiente.

Seguro que a alguna de las que me léeis o incluso a Gárgamel, le puede parecer que tiene su aquél si lo piensa un rato (largo).

Si hay gente a la que le gusta la cara de Picasso que tiene Bardem, a mí me gusta este hombre, que es mucho más normal.
¡Viva el producto español!





El "Che".


Ideas políticas parecidas, barbita, revolucionario. No le hace falta más. Me pone.


El pobre está muerto, pero bueno, aunque siguiera vivo tampoco creo que llegara a ligármelo, con lo cual, para lo que aquí nos reúne, da igual.




















Sheldon. De "The Big Bang Theory".


Y quiero decir el personaje de la serie, no el actor. Ése físico con otra personalidad no me vale.




Explicar el porqué me pone es complicado hasta para entenderlo yo, porque ni tiene barba, ni es revolucionario, ni tiene ideales políticos conocidos. Supongo que me hace reir, pero bueno, también Marte y Trece me hacían reir y no me ponían... aunque ahora que lo pienso, Josema Yuste no está nada mal.




Juan Y Medio.


Ufff, me estoy arrepintiendo por momentos de este post. Es feísimo, lo sé. Pero lo conocí en un vuelo y me reí tanto, que me conquistó.


Me va el rollo de "te hago reir pero yo soy serio". Además tiene bigote... es que son muchas cosas a su favor. Entendedme.


Y es altísimo (nota aclaratoria; si tengo que mirar hacia arriba cuando un chico me habla, ya tiene el 25% del camino recorrido, lo cual no pasa a menudo porque yo también soy alta).




Axl Rose.


Cada vez me lo pongo más complicado a mí misma para explicar el porqué de mis gustos.

No sé, no me gustan los pelirrojos normalmente, pero es que es Axl Rose!
Me ha encantado de toda la vida, y ya es como un tatuaje, que aunque te deje de gustar lo tienes ahí grabado para siempre.











Stoichkov.
Con dos cojones.

Y ahora diré algo para perder algunos lectores más; Soy del Barça. Soy totelcampesunclam, desde que vi, por casualidad, cómo Koeman marcaba el megagol en el Wembley, y ganaban la Copa de Europa.

Stoichkov me conquistó poco a poco, ya sabéis, cada vez que decía "hijoputarbitro" mientras escupía.

Dios, que grande!








Nicolas Cage.


Últimamente parece un muñeco de cera, no sé, se habrá hecho liftines y botox varios. Pero antes, me encantaba.


No es George Clooney, pero... es que NADIE es George Clooney. Entonces, para no ser George Clooney, está bien.













Joaquín Reyes.


La primera vez que lo vi en la Hora Chanante, con un vestidito azulina y diciendo con acento de cuenca "hola, soy Björk", dije... no puede haber un hombre igual.


Y por el bien de mi salud mental, espero que no lo haya, con él ya me basta, si sigo viendo sus programas voy a quedarme más pillada de lo que ya estoy.


Y bueno, ya está bien por hoy.


Próxima entrega; "Esta película es un ñordo, pero la vi dos veces".